Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información. cerrar

3.9047619047619 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Voto 3.90 (21 Votos)

Para aquellos que no dispongan de transporte propio o no quieran venir en coche, Cantabria ofrece muchas alternativas para pasar una agradable semana moviéndose en transporte público. Lógicamente, la movilidad no será la misma que si viniéramos en nuestro propio coche, ni podremos hacer todas las rutas o alternativas que podríamos hacer con nuestro propio transporte, pero os propongo una serie de planes diarios para visitar una parte muy importante de la región. En principio, el orden no tiene porqué ser necesariamente el indicado, sino que probablemente en función del tiempo, cansancio,... iremos seleccionando una ruta u otra sobre la marcha.

Partiendo de la base que la zona costera de Cantabria está mucho mejor comunicada que el interior en transporte público, asumiendo que el visitante no conoce nada de Cantabria y que reservamos un alojamiento para toda la semana en Santander, este es el itinerario que realizaría en mi viaje:

Primer día:

En este primer día vamos a ir a visitar dos de las villas marineras de la costa oriental: Laredo y Santoña. Partiendo de la estación de autobuses de Santander, Autobuses Palomera o Turytrans ofrecen un servicio diario de autobuses entre Santander y Santoña cada hora aproximadamente. En Santoña comenzaremos nuestro paseo, y daremos una vuelta completa a la zona del Buciero y el fuerte de San Martín para terminar en el puerto de Santoña, donde cogeremos una lancha que nos lleva a Laredo. Al llegar a Laredo, la lancha nos deja en el puntal, justo en la punta más alejada del pueblo de la playa de la Salve, por lo que tenemos una buena caminata hasta llegar al centro histórico de Laredo, en donde daremos una vuelta por la Puebla Vieja y realizaremos una pequeña ascensión a la Atalaya para ver una preciosa vista de Laredo y Santoña. Para volver a Santander, cogeremos un autobús de vuelta de las compañías Alsa o Turytrans en la estación de autobuses de Laredo, que se encuentra situada a la salida de la Puebla Vieja, justo al lado del Ayuntamiento y que ofrecen un servicio de autobuses entre Laredo y Santander cada hora aproximadamente. Más información en Ruta por las villas marineras

Segundo día:

Santillana del Mar

En este día iremos a visitar una de las zonas más conocidas de Cantabria: Santillana del Mar y Comillas.

Para llegar a Santillana del Mar tenemos dos opciones:

  • Coger el tren FEVE (sale un tren cada media hora aproximadamente, son válidas las líneas Santander-Oviedo, Santander-Cabezón de la Sal o Santander-Puente San Miguel) y bajarnos en la estación de Puente San Miguel, tras unos 4 kilómetros de caminata llegaremos a Santillana del Mar. Cuidado de no bajarse en el apeadero de Altamira, que es un barrio de Torrelavega que tiene ese nombre pero no es nuestro destino.
  • Coger un autobús de Autobuses la Cantábrica en la estación de autobuses de Santander que nos lleva al pueblo de Santillana del Mar, hay uno cada dos horas aproximadamente que hace la ruta Santander-Santillana del Mar-Comillas-San Vicente de la Barquera.
Universidad de Comillas desde ...

En cualquier caso, tras visitar el museo Altamira (del museo Altamira al pueblo hay aproximadamente 2 kilómetros) y darnos una vuelta disfrutando del precioso pueblo de Santillana del Mar, podemos coger el autobús de la compañía La Cantábrica que nos lleva a Comillas. En Comillas nos daremos una vuelta por el pueblo, visitando el Capricho de Gaudi, el palacio de Sobrellano, la Universidad Pontificia y la playa de Comillas, y después de reposar la caminata cogeremos un autobús de La Cantábrica de nuevo que nos devolverá a Santander.

Más información en Ruta por las villas marineras y en Un paseo por Comillas

Atardeciendo en Cabo Mayor, al...

Tercer día:

Para descansar de dos días de mucho coche, y coger fuerzas para los siguientes días, el tercer día lo pasamos en Santander. Si hace un buen día, daros un paseo desde el paseo de Pereda hasta la península de la Magdalena por la avenida de Reina Victoria, y tras dar la vuelta a la península seguir hacia el Sardinero para terminar en el hotel Chiqui, este paseo hará que volváis enamorados de Santander. Si encima tenéis fuerzas para seguir andando y realizar la senda del faro, volverás sorprendido de los espectaculares acantilados que te puedes encontrar dentro de la ciudad de Santander, y visitareis mi mirador favorito de la ciudad: el mirador de Mataleñas. Para los que estén cansados, pueden coger tanto en el faro como en las cercanías del hotel Chiqui el autobús municipal que os devolverá al centro de Santander y allí terminar la jornada tapeando por la zona de Peña Herbosa, Cañadio,... Más información en Rutas turísticas por Santander


Cuarto y quinto día:

En este cuarto y quinto día os proponemos realizar una visita a Picos de Europa. Aunque en verano esta excursión se puede hacer en un único día, pues desde Santander hay un servicio de autobuses Palomera diario a Fuente Dé ida y vuelta, la realidad es que es mucha paliza para poder disfrutar muy poco de Picos de Europa (se sale de Santander a las 10:30 para llegar al filo de las 14 horas a Fuente Dé, y a las 17 horas tenemos que coger el autobús de regreso)

Por lo tanto, preferimos tomarlo todo con más calma, y coger el cuarto día uno de los autobuses que nos llevan a Potes, reservar alojamiento en esa zona y poder dar un agradable paseo por Potes y alrededores este día, disfrutando de la buena gastronomía lebaniega, y al día siguiente a primera hora coger el autobús que nos lleva a Fuente Dé, subir en el teleférico, dar una vuelta por las cercanías de la estación superior del teleférico de Fuente Dé y bajar de nuevo por el teleférico.

Teleférico de Fuente Dé

También podéis animaros a realizar la ruta Fuente Dé-Aliva-Espinama, muy sencilla y asequible en verano, y a continuación coger en Espinama el autobús de la tarde que nos llevará de regreso a Santander.

Eso sí, hay que tener en cuenta que el servicio de autobuses Potes-Fuente Dé sólo se realiza en verano, por lo que en otoño o primavera deberéis conseguir un taxi que os suba de Potes a Fuente Dé y viceversa, con lo que esta excursión os saldrá algo más cara.

Más información de esta ruta en Teleférico de Fuente Dé y en Fuente Dé - Áliva - Espinama


Sexto día

Si estamos en verano y queremos aprovechar la playa, el primer día que salga soleado aprovecharemos para ir a alguna de las mejores playas de la región. Opciones no nos faltan, pues tanto las playas de Berria como las de Isla, Noja o Laredo son fácilmente accesibles en autobús. Sin embargo, desde Santander hay tres playas que se encuentran muy cerca y tardamos muy poquito tiempo en llegar, así que son las que os recomiendo:

  • Playa de El Puntal, Somo o Loredo: Desde el Paseo de Pereda sale un servicio de lanchas que nos acerca o bien a la playa de El Puntal, sólo en verano, o bien a Pedreña y Somo. Si escogemos esta segunda opción, que nos incluye un agradable paseo por toda la bahía, tras desembarcar en Somo nos vamos a la izquierda del embarcadero por el paseo marítimo y podemos ir andando hasta las playas de Somo, Loredo o incluso Latas. Eso sí, cuanto más cerca te encuentres del pueblo más saturada estará la playa, por lo que si quieres un poco de tranquilidad nada mejor que irse 200 metros a la izquierda o derecha del pueblo para estar más tranquilo.
  • Playas de Santander. Tenemos dos opciones, aunque en un día soleado todas las playas de Santander las encontraremos llenas a rebosar:
    • Playas tranquilas y con poco oleaje, como la playa de los Peligros o Bikinis, que dan a la bahía de Santander.
    • Playas de mar abierto: Primera y Segunda Playa del Sardinero, Playa del Camello o las playas rodeadas de acantilados de Mataleñas y los Molinucos (aunque en esta última con marea alta prácticamente te quedas sin playa)
  • Playa de Valdearenas, también conocida como playa de Liencres, se encuentra dentro de una reserva natural en la desembocadura del rio Pas. Hay autobús cada media hora desde Santander que os deja en el pueblo de Liencres, por lo que para llegar o bien a esta playa o bien a playas más pequeñas pero con mucho encanto como Portio o Somocuevas hay que darse una pequeña caminata (sobre los 3,5 kms. a Valdearenas, 1,5 - 2 kms. a Portio y Somocuevas). Playa muy amplia aunque con corrientes traicioneras, por lo que conviene tomar precauciones a la hora de bañarse y hacer caso en todo momento a las indicaciones de la Cruz Roja. Ideal para los amantes del surf.
Atardecer en Somo

En el caso de que el día nos salga lluvioso, tenemos estas opciones:

  • Visitar las cuevas de Puente Viesgo, consideradas Patrimonio de la Humanidad y situadas muy cerquita de Santander. El recorrido por la cueva es corto por lo que no se hace pesado si uno va acompañado de niños. Para ello, cogeremos un autobús de Turytrans en la estación de autobuses de Santander que nos deja en Puente Viesgo, y subiremos andando a las cuevas (sobre un kilómetro de caminata). Más información en cuevas de Puente Viesgo
  • Feve organiza los fines de semana de verano el tren de El Soplao, que incluye desplazamiento y comida y permite visitar la cueva de El Soplao, Barcena Mayor y Carmona, como en el caso anterior es un plan muy interesante cuando se va con niños, la entrada y salida a la cueva con el tren minero les suele encantar y todo el trayecto en tren se realiza en un tren histórico de Feve de principios de siglo XX. Más información en cueva El Soplao, una cavidad única
  • Ir a pasar la tarde a Liérganes, para ello cogemos el tren Feve Santander- La Cavada, que sale cada hora de la estación de FEVE de Santander. Al llegar a Liérganes, podemos dar un paseo por este precioso pueblo y luego tomar una típica merienda a base de chocolate con churros, bizcochos o buñuelos para los más golosos. La vuelta la realizamos también en tren.
  • Por último, otra buena opción es visitar el Museo Maritimo del Cantábrico, no solo su colección de piezas exhibidas sino que también su acuario es muy interesante, este último es un gran divertimento para los niños. Más información en Museo Marítimo del Cantábrico
Paseo por la senda costera de ...

Séptimo día

El séptimo día aprovecharemos para realizar alguna de las cosas cercanas a Santander que no hemos realizado, bien visitando alguno de los sitios típicos de Santander que no hayamos estado, bien para aprovechar y tomar el aperitivo por la zona de Cañadio y Peña Herbosa o bien, si no lo hemos realizado anteriormente, para coger la lancha que nos cruza a Pedreña y Somo y dar un agradable paseo por la bahía, bajarnos en en Somo para dar un paseo por la playa o en Pedreña para darnos un paseo por la senda costera y luego tomar el aperitivo en la localidad natal de Severiano Ballesteros, para después coger la lancha de vuelta y ya irnos a recoger nuestras maletas al hotel.

Calzada Romana

Otras alternativas

Durante esta semana podemos realizar también alguna de las siguientes actividades:

  • Realizar la calzada romana de Medioconcha, que es una de las calzadas romanas mejor conservadas de España. Para ello, deberemos coger el tren regional RENFE y bajarnos en Barcena de Pie de Concha, punto de comienzo de la calzada romana. Al llegar a Pesquera, punto final de esta ruta, podemos coger el tren de vuelta a Santander. Más información en Calzada Romana de Medioconcha
  • En verano hay un autobús de Turytrans que nos acerca al parque de la naturaleza de Cabárceno, aunque eso sí, hay que ir bien preparados y en buena forma porque las caminatas por el parque son bastante largas y las pendientes son bastante fuertes en algunos tramos. Más información en Parque de la naturaleza de Cabárceno
  • Ir a ver la Bien Aparecida, patrona de Cantabria. La ermita se encuentra a unos 5 kilómetros a pie de la estación de Marrón, que se encuentra en la línea Santander-Bilbao de FEVE.

Contenido relacionado

Buscador