Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información. cerrar

3.575 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Voto 3.58 (20 Votos)

Cantabria tiene como enseña las cuevas de Altamira que son, junto con las de Lescaux en Francia, la cumbre del arte paleolítico, pero que por temas de conservación está prohibida la visita salvo a su réplica en el museo Altamira. Se olvida por esta causa que en su territorio existen una multitud de grutas que se pueden visitar y que permiten emocionarse en directo con maravillas del arte rupestre y vivir una experiencia que nunca olvidaremos. En el año 2008 nueve cuevas cántabras han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, de las cuales en esta ruta vamos a visitar tres de las seis cuevas en las que están permitidas las visitas: El Pendo, El Castillo y las Monedas.

La ruta discurre por los alrededores de Santander, y nos permite descubrir las cuevas del Pendo en el municipio de Camargo y las cuevas del Castillo y las Monedas en Puente Viesgo, culminando nuestro día con una visita al Palacio de Elsedo en Pámanes, precioso ejemplo arquitectónico que contiene una excelente colección de pintura privada .

Se sale de Santander dirección Burgos por la N-623, y al llegar a Revilla de Camargo cogemos la desviación a la derecha hacia Escobedo y Puente Arce para llevarnos al barrio el Churi. Desde el cruce de Revilla de Camargo hay que ir despacio pues aunque nuestra primera parada, la cueva del Pendo, está bien señalizada, es fácil equivocarse.

El friso de pinturas rojas descubierto en 1997 es muy espectacular, pues al contrario que en otras cuevas que nos tenemos que tumbar en el suelo, ponernos en posiciones muy incómodas,... en el Pendo se ven en formato mural, y nos encontramos tan de cerca las grandes figuras de ciervas, caballos etc, que quedan grabados en la retina para siempre.

Terminada la visita de una hora de duración, retrocedemos hasta el cruce de Revilla y tomamos de nuevo la carretera N-623 dirección Burgos hasta llegar a Puente Viesgo, lugar donde en un promontorio a la derecha de la carretera, el Monte Castillo , se encuentran junto con otras cuevas, no abiertas a la visita del público en general, las Cuevas del Castillo y de las Monedas situada una de otra a 650 metros de distancia.

En la primera nos encontramos con uno de los conjuntos más importantes de Europa, con vestigios encontrados de más de 150.000 años, y observaremos centenares de figuras, caballos en especial, bisontes, ciervas, cabras y hasta un mamut, así como manos humanas, signos... que hacen de su visita un recuerdo imborrable.

Entrada a la cueva de Las Mone...

En la Cueva de las Monedas, llamada al principio de ser descubierta de los Osos, pero que fue rebautizada con el nombre actual al encontrarse en medio de la cueva con un conjunto de monedas de la época de los Reyes Católicos, es mucho menos rica que la anterior en el arte parietal, nos deslumbraremos con su gran belleza geológica. Difícil encontrar un lugar tan mágico como éste de estalactitas, estalagmitas columnas etc,...

Tras terminar la visita a las cuevas de Puente Viesgo y darnos un breve paseo por este bello pueblo, volvemos sobre nuestros pasos por la carretera N-623 hasta Vargas, donde a las afueras cogeremos el cruce con la vía rápida a Solares y Bilbao (N-634 E-70), para dirigirnos al pueblo de Pámanes, situado a 19 kilómetros de distancia. En esta bella población visitaremos el Palacio de Elsedo, magnífico edificio del siglo XVIII, con una importante colección privada de arte contemporáneo español (María Blanchard, Benjamín Palencia, Chillida, Vázquez Díaz, Gutiérrez Solana,...). Para recargar fuerzas, y dependiendo de la hora, antes o después de la visita al Palacio nos daremos un buen homenaje en Casa Navarro, restaurante situado enfrente del Palacio de Elsedo y que nos ofrecerá unos suculentos guisos y cocina cántabra a un precio ajustado.

Jardines del Palacio de Elsedo de Pámanes
Jardines del Palacio de Elsedo de Pámanes

Para terminar el día, nada mejor que dirigirse a Liérganes, para visitar este bello pueblo cargado de casonas montañesas y puente romano, y terminar merendando en cualquiera de los establecimientos al lado del río su famoso chocolate con churros, bizcochos, o buñuelos.

Otras rutas y sitios de interés cercanos:

Contenido relacionado

Buscador